a
Archivo

Juan José Prieto Lárez* A todos los padres les sucede. En todo el mundo sucede. Cuando descubrimos que el niño Jesús no es quien carga con los regalos de

José Rodríguez Suniaga* Muchacho’el carajo que estabas haciendo tú en ese “hueco” que he pasado toda la mañana tocando y llamándote y no contestabas?…ya íbamos a tumbar el portón